Tristes pero satisfechos de por fin tener al José José en México, cientos de personas se reunieron en Bellas Artes para rendirle un homenaje al “Príncipe de la Canción”.

Los restos del cantante llegaron a México en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana y la gran ausente del evento fue su hija Sarita, la cuál ya hasta tiene piñata para poder agarrarla a palos en esta Navidad y Año Nuevo.

Te dejamos la cobertura que hizo Grupo Reforma de este homenaje: