El día de ayer mujeres marcharon de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) exigiendo lo mínimo para cualquier ser humano (independientemente de su género): ¡SEGURIDAD!

Esto se debió a los recientes casos ocurridos por parte de policías que han violado y agredido sexualmente a mujeres en la Ciudad de México.

Jesús Orta, secretario de Seguridad Ciudadana, salió de las instalaciones para dialogar con las manifestantes, no pudo haber un diálogo, el ambiente no se prestaba para ellos, aunque una manifestante le lanzó brillantina rosa.

Entre julio y agosto se han registrado 3 casos de agresiones sexuales por parte de policías. La respuesta de las autoridades es que se sigue investigando.