Has revisado tu cuello y te has dado cuenta que tiene una textura aspera, negra o hasta parece piel de “elefante”. Cuidado no se trata de una simple mancha o que seas sucia, es más bien un problema bastante serio de salud que podría llevarte a la diabetes.

Según la Facultad de Medicina de la UNAM este enfermedad se llama: “acantosis nigricans y es una dermatosis que se caracteriza por placas verrugosas con hiperqueratosis, papilomatosis e hiperpigmentación, que dan una apariencia oscura y gruesa de la piel; sobre todo en áreas que son flexibles”.

Las enfermedades relacionadas a esta enfermedad pueden ser:

  1. Resistencia a la insulina.
  2. Uso prolongando de algunos medicamentos.
  3. Enfermedades endócrinas.
  4. Resistencia a la insulina.
  5. Herencia y obesidad.

El principal tratamiento para salvarte de estar a un paso de la diabetes es cambiar tu estilo de vida, con esto nos referimos a cuida tu alimentación y hacer ejercicio y sobretodo asistir con un doctor para que él pueda brincarte un diagnóstico correcto.