La actriz porno, Brittni de la Mora, dejó la industria que la hacia ganar $30 mil al  mes, para convertirse es una predicadora cristiana en la iglesia Cornerstone de San Diego, junto con su marido Richard.

Jenna Presley, como se llama en la industria, apareció en más de 300 videos sexuales, explicó que durante ese tiempo ella estaba luchando con sus adicciones.

“Terminé consumiendo drogas porque había un director que me dijo que estaba gorda y que necesitaba perder peso. Aproximadamente un año antes, me habían dado de alta del hospital por anorexia, así que  eso fue un gran desencadenante para mí”, reveló.

La ex actriz porno comenzó a ir a la iglesia por consejo de su abuela, empezando así el largo camino para dejar las drogas y comenzar una nueva vida, abandonando la industria del sexo en 2012.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here