Karen Uhlenbeck es profesora emérita de la Universidad de Texas en Austin, tiene 76 años y nació en Cleveland.

“Uno de los problemas más serios que tienen las mujeres es hacerse a la idea de que existe una sutil falta de aceptación hacia ellas y que tienen que actuar en consecuencia” Karen Uhlenbeck

La profesora siempre fue una promesa en matemáticas, sin embargo, al buscar trabajo se le cerraron las puertas pues le decían que las mujeres debían estar en casa y teniendo hijos, palabras que no la desanimaron y la hicieron seguir esforzándose por trabajar en lo que a ella le gustaba.

“Soy matemática. Los matemáticos hacemos investigaciones exóticas, así que es difícil describir exactamente lo que hago en términos sencillos”, admitió Karen. 

Karen Keskulla, es en realidad su nombre de soltera y adopto el apellido de si primer esposo ya que toda su familia era intelectual, algo con lo que ella se sentía cómoda.

Después de mucho trabajo, la Academia de Ciencias y Letras de Noruega ha decidido conceder a Uhlenbeck el Premio Abel 2019 (considerado el Nobel de las matemáticas), con el cual no solo recibe la admiración de muchos matemáticos y mujeres, también 600.000 euros.

“Soy consciente de que soy un modelo para las mujeres jóvenes en el campo de las matemáticas. Y, en parte, por eso estoy aquí. Sin embargo, es difícil ser un modelo, porque lo que realmente tienes que hacer es mostrar a los estudiantes que una persona imperfecta puede triunfar” Karen Uhlenbeck

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here