Recordamos esa vez que por una visita de rutina a unos laboratorios, nos dijeron que teníamos que usar anteojos porque padecíamos miopía ¿les suena? Y a partir de ese momento seguramente nos hemos establecido el siguiente cuestionamiento: ¿seré candidatx a operarme los ojitos?

Puede ser que nos asuste esa idea y hemos decidido hacer las paces con el uso diario de lentes o pupilentes, sin embargo, el estar pegados a los aparatos electrónicos no ayuda a nuestra vista con o sin anteojos, ya que según un estudio recientes de Global UNAM, se ha establecido que por el 2025, el 70% de los jóvenes tendrá miopía. 

Pero, vamos a creer que a estas alturas del partido y en pleno siglo XXI no haya otro remedio para combatir esto que una cirugía de ojos. Pues, mis feminastys, les tenemos muy buenas noticias porque ahora hay una nueva y más amable alternativa, ya que científicos de la Universidad Bar-ILan, desarrollaron unas nano-gotas para ojos que combaten este problema. ¡YEI!

Básicamente lo que hace este tratamiento es que corrige el índice de refracción de la córnea, sólo que aún no se ha probado en humanos sino en cerditos, los cuales mejoraron su visión a partir de este tratamiento que funciona de la siguiente manera:

1)Por medio de una aplicación, podremos medir el daño que tenemos en nuestros ojillos.

2)El siguiente paso es que la zonas afectadas y que se deben corregir en nuestro ojo quedarán marcadas por un láser que lanzará otra app.

3)Y para finalizar exitosamente este procedimiento en donde se corregirá la miopía y la hipermetropía, se colocarán las gotas que cuentan con nanopartículas de proteínas no tóxicas en las partes marcadas del ojo y listo. ¡Éxito! Y así, en un futuro, esperemos no muy lejano le diremos adiós a los lentes.